Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

CUANDO LA ERA ESPACIAL IMPULSÓ CON LOS AUTOS CON TURBINAS

CUANDO LA ERA ESPACIAL IMPULSÓ CON LOS AUTOS CON TURBINAS

El motor de cuatro tiempos ciclo Otto más ciclo Diesel, es sin dudas el impulsor por excelencia utilizado en todos los automóviles del mundo, el cual fue usado por primera vez en un vehículo en el año 1885 por Daimler Maybach, y de ahí en más se sigue usando hasta nuestros días. Si bien hubo otros intentos como el motor Wankel rotativo – ver también – que fue un boom alternativo que luego entró en extinción, también las turbinas fueron una variante donde varias empresas como General Motors, Fiat y Chrysler intentaron utilizar estos propulsores en automóviles de serie con distinta suerte.

Utilizar una turbina de combustión en un vehículo no es cosa sencilla, por su principio de funcionamiento tardan más en acelerar y también en desacelerar, y este es el motivo principal que dificulta su aplicación a los automóviles, por el hecho que el eje primario de salida de una turbina de gas gira a un número de RPM muy elevado, las unidades aplicadas a un vehículo terrestre necesitan un sistema reductor que permita su aplicación a la transmisión hasta llegar a las ruedas.

GM XP21 Firebird

En 1953 General Motors presento el prototipo inspirado en aventuras espaciales – ver también -, el XP-21 con un peso de 1134 Kilos, disponiendo de una potencia de 370 CV a 13.000 RPM y caja de cambio de dos velocidades, carrocería era de fibra de vidrio y resina reforzada, capacidad de combustible era de 35 galones de Kerosene, frenos de tambor. Un automóvil bastante extraño con el afán de marketing de GM en demostrar que sus autos Turbina debían parecerse a un avión, si bien era lo que hoy llamamos un Concept Car para un futuro diseño de un auto acorde al uso normal. La crítica les demostró que fue un error publicitario que al norteamericano no le gusto.

Fiat Turbina

En 1954 los italianos de Fiat introdujeron el concept Fiat Turbina también inspirado en la aeronáutica, el diseño y construcción llevo seis años desde 1948 hasta 1954, este vehículo nació como un ejercicio tecnológico para el desarrollo de automóviles a turbina dado que por aquellos años se pensaba que iba a ser el automóvil del mañana. El diseño corresponde a Dante Giacosa, creador del Fiat 128 ver también -, el resultado de este prototipo fue un automóvil de 1,24 metros de alto por 4 metros de largo, 300 CV a 20.000 RPM y un par motor de 4.000 Nm.

Detalles del Fiat Turbina

Chrysler a diferencia de GM y Fiat decidió realizar su proyecto de automóvil impulsado por turbinas partiendo de un sedán de seis butacas y no esos proyectos aeronáuticos con look de avión. Las investigaciones comenzaron en 1930 diseñando y construyendo varias turbinas que recién en 1954 fueron instaladas en un Plymouth Belvedere, su turbina tenía un 20% menos de piezas comparado con un motor a pistón y pesaba 91 kilos menos, todo esto se realizó como Concept Car o Prototipo como se denominaba en esa época.

Chrysler Turbine

El Chrysler Turbine fue producido entre 1963 y 1964 diseñado por el estudio Italiano Ghia, la turbina A-831 podía funcionar con distintos combustibles, kerosene, gasolina y gas-oil. El propulsor producía 130 CV a 36.000 RPM y con un ralentí entre 18.000 y 22.000 RPM, cuando se conducía a 120 Km/h la turbina giraba a su máxima capacidad 60.000 RPM.

Interior Chrysler Turbine

En su diseño tiene varios ornamentos que recuerdan que está impulsado por una turbomáquina, en la parte trasera del auto y en el interior del automóvil más precisamente en la consola de la palanca de cambios.

Inspiración aeronáutica en el diseño de Ghia

Entre 1963 y 1966 se realizaron pruebas que involucraron a 203 conductores en 133 ciudades de Estado Unidos, se donde realizaron 1.600.000 Km de pruebas que ayudaron a determinar una variedad de características con los autos:

Balance de los clientes

Luego de estas pruebas Chrysler recupero todos los autos, cinco de los cuales están en distintos museos de EEUU y dos están en colecciones privadas. El programa termino en 1979, principalmente debido a que los motores no cumplieron con las regulaciones de emisiones del gobierno.

Actualmente la empresa MTT Marine Turbine Technologies que se especializa en la utilización de turbinas para embarcaciones, diseño y construyo la motocicleta MTT Y2K que es considerada la motocicleta homologada más rápida del mundo en estos momentos. Con una velocidad máxima de 402.3 km/h, en 15 segundos alcanza los 363 km/h, su motor es una turbina Rolls Royce Allison 250 que se utiliza en helicópteros y entrega una potencia de 320 caballos, utiliza una gran diversidad de combustibles que van desde gas-oil, a AeroJet. Esta motocicleta fue probada por los más prestigiosos pilotos del motociclismo mundial, y todos coincidieron en que es fácil de llevarla a baja y a alta velocidad.

Superbike de turbina 420 RR (Race Ready) de MTT

Por su lado Jaguar en asociación con Williams F1 adoptó para su concept car hibrido C-X75 el uso turbinas combinadas con cuatro motores eléctricos de imán permanente, el conjunto entrega una potencia de 780 CV. Las baterías son recargadas mediante dos microturbinas de combustión que generan electricidad suficiente para ampliar el rango del coche a 900 km, produce 28 gramos de CO2 por kilómetro, y mientras circula únicamente en energía de batería, el C-X75 tiene un rango eléctrico limitado a 110 km. Entre otras ventajas, las microturbinas utilizadas en el concept C-X75 pueden utilizar combustibles líquidos y gaseosos.

Jaguar C-X75 Concept Car
Jaguar C-X75 detalle de las 2 microturbinas

Las turbinas de gas fracasaron para el uso de automóviles debido a sus problemas de transmisión, pero un futuro híbrido como generador de electricidad, alimentadas por combustibles sostenibles sin emisiones que perjudican el medio ambiente pueden ser otra alternativa al motor de cuatro tiempos.

Textos: © Jorge Scarpitta para TargaSport

Fotos: © Unknown

Show CommentsClose Comments

Leave a comment