Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

DEL 2.0 75HP AL V8 485HP, LA FASCINANTE HISTORIA DEL AC ACE EL MEJOR “SWAP” DE TODOS LOS TIEMPOS

DEL 2.0 75HP AL V8 485HP, LA FASCINANTE HISTORIA DEL AC ACE EL MEJOR “SWAP” DE TODOS LOS TIEMPOS.

El término “Swap” se ha puesto muy de moda últimamente para describir el reemplazo del motor original por otro de mayor rendimiento y no hay nada mejor que repasar la magnífica historia del AC Ace, el modelo que sirvió de base para la creación del Cobra – Ver también, para desglosar todo ese concepto en su máxima expresión. A lo largo de los años el pequeño deportivo inglés en sus diferentes cambios de mecánica llegó a incrementar hasta 3,5 veces la cilindrada del motor original multiplicando hasta 6 veces las cifras de potencia iniciales, una verdadera locura.

AC Ace

Los orígenes de esta antigua marca británica son muy curiosos, en el año 1901 los hermanos Weller fundaron una empresa bautizada con su mismo apellido y dos años más tarde construyeron su primer automóvil impulsado con un motor de 20HP. En 1904 por iniciativa del socio capitalista John Portwine la compañía cambia su nombre por el de Autocars and Accesories y se dedican a comercializar un triciclo de carga con el nombre de Auto-Carrier que gozó de muy buena aceptación y que luego se complementó con una versión de pasajeros llamada A.C. Sociable. El fabricante volvió a cambiar de nombre en 1911 por el de Auto Carriers Ltd y diseñaron el logotipo característico de la marca. En 1922 la empresa pasa a llamarse AC Cars Ltd pero a raíz de las bajas ventas cae en bancarrota 5 años después y es adquirida por Selwyn Edge, quien decide rebautizar el negocio como AC (Acedes) Ltd, pero la crisis de 1929 lleva la fábrica nuevamente a la quiebra y es vendida a la acaudalada familia Hurlock. La marca recién pudo encontrar rentabilidad a partir de 1948 cuando firman un contrato por 30 años con el gobierno británico para fabricar el Invacar, un automóvil monoplaza de 3 ruedas con carrocería de fibra de vidrio diseñado específicamente para personas inválidas que era distribuido gratuitamente.

La buena situación financiera generada por las ventas del Invacar les permitió crear en 1953 el modelo más famoso la marca, el AC Ace. Se trataba de una pequeña barchetta con un chasis desarrollado por el piloto e ingeniero portugués John Tojeiro y una carrocería de aluminio diseñada por Eric Gray. El modelo tenía una evidente inspiración en la Ferrari 166MM (Mille Miglia) que por aquella época era un vehículo muy famoso por vencer en la Mille Miglia y en Le Mans, dicho modelo contaba con un diseño de Carrozeria Touring y un chasis tubular con suspensiones de doble paralelogramo con elástico transversal, impulsado por un V12 Colombo de 2 litros y 140CV.

Ferrari 166 MM

El AC Ace utilizó un bastidor en escalera muy similar y se equipó con el viejo motor 6 cilindros de 2 litros y 75CV diseñado por los Weller que era utilizado por la marca desde 1922. Al año siguiente se incorpora una versión coupé, el Aceca con diseño de Earls Court. Rápidamente quedó demostrado que el impulsor era insuficiente para aprovechar todas las cualidades dinámicas del chasis y en 1956 se reemplazó el vetusto impulsor Weller por un Bristol de 2 litros y 120CV, este motor era una réplica del 6 cilindros en línea utilizado en el BMW 328 de 1936 puesto que durante los bombardeos a la fábrica alemana durante la segunda guerra mundial los planos secuestrados por los soldados pasaron a manos de Bristol y Frazer-Nash. El aumento de las prestaciones conllevó a la incorporación de frenos de disco y caja de velocidades con overdrive, obteniendo muy buenos resultados en competición con victorias en su clase en las 24hs de Le Mans.

AC Ace Roadster

En 1961 el equipo de carreras Rudd Racing propiedad del piloto Ken Rudd, quien a su vez llevaba años modificando los AC Ace, lanza una versión de altas prestaciones utilizando una variante del motor Ford Zephyr de 6 cilindros y 2.553cc con una preparación especial de 3 carburadores y 170CV denominado Ruddspeed con el que se construyeron 37 unidades. Ese mismo año también finalizó la producción de los motores Bristol de 6 cilindros, por lo que AC se quedó sin proveedor de mecánicas.

AC Ruddspeed

Paralelamente el famoso piloto e ingeniero norteamericano Caroll Shelby estaba muy fascinado con la pequeña barchetta británica y en Setiembre del mismo año se comunica con AC para proponerles la creación de una variante capaz de soportar un V8 de alta cilindrada. Shelby inicialmente había mantenido conversaciones con GM pero fue Ford quien se interesó en el proyecto y aportó las mecánicas. AC realizó un prototipo denominado CSX2000 con chasis modificado y colocó un V8 Ford Windsor de 221 pulgadas cúbicas (3.620cc) con una transmisión más reforzada, luego el coche se desmontó y se envió a los EEUU donde se le instaló un motor más potente. Esta nueva variante del Ace recibió el nombre de Cobra por sugerencia de Caroll Shelby quien llegó a un acuerdo para importar los coches y luego colocarles el motor y la transmisión en su taller de los EEUU.

«Esta nueva variante del Ace recibió el nombre de Cobra por sugerencia de Caroll Shelby quien llegó a un acuerdo para importar los coches y luego colocarles el motor y la transmisión en su taller de los EEUU»

AC Cobra CSX2000

En 1962 las primeras unidades del Cobra Mk1 contaban con un V8 Ford Windstor Small Block de 260 pulgadas cúbicas (4.260cc) y 260HP, las siguientes unidades montaron el 289 (4.736cc) de 271HP que con algunos retoques alcanzó los 306HP.

Al año siguiente se presenta el Cobra Mk2, también llamado Cobra 289, con modificaciones en el chasis donde se adaptó la cremallera de dirección del MGB para mejorar el manejo, sin embargo, las versiones de competición estaban dejando de ser competitivas frente a sus rivales por lo que en 1964 se instaló un bloque grande Ford FE de 390 pulgadas cúbicas (6.390cc) y 335HP. Con esta nueva mecánica el coche era muy veloz, pero quedaba muy desbalanceado y era muy difícil de manejar, teniendo que replantearse varios aspectos técnicos del coche.

AC Cobra Shelby 289

En 1965 aparece el Cobra Mk3 ó Cobra 427 que contó con la colaboración de Ford en el desarrollo, el chasis en escalera recibió tubos de mayor diámetro para aumentar la rigidez torsional, se mejoraron las suspensiones adoptando resortes helicoidales y se ensancharon las trochas, todo ello para soportar un V8 Ford Big Block de 427 pulgadas cúbicas (6.997cc) y 425HP. En las versiones de carrera la potencia ascendía hasta los escalofriantes 485HP pero los cambios reglamentarios no permitieron homologarlos en competición y solo se produjeron 56 unidades de las 100 previstas, 25 de ellas fueron vendidas a pilotos privados mientras que el resto fueron adaptadas a la calle y comercializadas con la sigla S/C (semi-competición) siendo el santo grial de los coleccionistas por su escases y sus bestiales prestaciones. Para amortizar costos también se produjo una versión con bloque de 428 pulgadas cúbicas (7.014cc) y 332HP por ser un impulsor más económico adaptado para el uso en carreteras.

AC Cobra Shelby 427

Shelby y Ford abandonaron el proyecto en 1967 a raíz de los altos costos y escasa rentabilidad, mientras que AC continuó vendiendo los Cobra 289 en Europa por un par de años más culminando la producción de uno de los coches deportivos más famosos e importantes de la historia.

Swap desde 75 CV hasta 425 CV

Con el correr de los años el Cobra se convirtió en un modelo muy reproducido alrededor del mundo tanto sea en reediciones oficiales como en réplicas de diversos constructores, llegando incluso a haber acusaciones contra Caroll Shelby por falsificar autos originales. Cabe destacar que sobre la base del Cobra también se realizaron una serie de variantes que también vale la pena mencionar por lo que continuaremos repasando la rica historia de este modelo en un siguiente artículo.

Textos: © Fabián Matías Rossi para TargaSport

Fotos: ©Unknown

 

Show CommentsClose Comments

Leave a comment