Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

EL COBRA Y SUS VARIANTES MÁS EXÓTICAS

EL COBRA Y SUS VARIANTES MÁS EXÓTICAS

En este artículo vamos a seguir repasando la rica historia del AC Cobra pero centrándonos en la parte más interesante y menos conocida, sus derivados. Los éxitos conseguidos por el pequeño roadster inglés en el mundo del motorsport conllevaron a la creación de un sinfín de variantes a partir de la misma arquitectura y mecánica. – Ver tambien

En 1954, un año después de la aparición del AC Ace original, el modelo que sirvió de base para la creación del Cobra, lanzan al mercado una variante coupé con el nombre Aceca utilizando las mismas mecánicas de su hermano roadster, inicialmente se ofreció con el vetusto motor AC desarrollado por los hermanos Weller para luego ser reemplazado por el Bristol de 6 cilindros en línea derivado del impulsor BMW 328 de 1936. Un dato llamativo es que Ruddspeed quien había realizado una variante de altas prestaciones del AC Ace con mecánica Ford Zephyr 6 cilindros de 2.5 litros y 170CV también construyó 8 unidades del Aceca con la misma configuración.

AC Aceca

Con el cese de producción de los motores Bristol la gente de AC se quedó sin proveedor de mecánicas hasta que tiempo después llegan a un acuerdo con Caroll Shelby y Ford Motor Company quienes solicitan la modificación del chasis para montar potentes motores V8. Los autos eran ensamblados y enviados a los EEUU donde luego les colocaban el tren motopropulsor. Tras el éxito conseguido con la combinación del chasis inglés con la mecánica americana, Ford decide apostar por la misma fórmula para enfrentarse a Ferrari en Le Mans y de esa manera llegan a un acuerdo con Lola Cars para utilizar el GT Mk6 como base para desarrollar el proyecto GT40. – Ver nota

Paralelamente también trabajaron en el Shelby Daytona, una variante coupé del Cobra con carrocería de aluminio que se desarrolló para rivalizar con las Ferrari 250GTO en la clase GT. Caroll Shelby había descubierto que los Cobra roadster 289 perdían mucha velocidad en la recta de Mulsanne penalizando casi 10 segundos en el tiempo de vuelta, de esa manera le encargó el diseño de una carrocería más aerodinámica a Pete Brock con la que consiguieron superar los 300km/h. Sólo se construyeron 6 unidades del Daytona, la primera de ellas en el taller de Shelby en California y las restantes por Carrozzería Gransport en Italia. El modelo compitió con mucho éxito durante dos temporadas llevándose el título en clase GT al año siguiente.

Shelby Cobra Daytona

Mientras tanto en Dearborn, Michigan, el centro de diseño de Ford liderado por Eugene Bordinat construyó dos concept cars basados en el bastidor y mecánica del AC Cobra. El primero de ellos fue el Ford XD, más conocido como “Bordinat Cobra” con carrocería roadster y chasis CSX3001 (nomenclatura que AC utilizaba para los modelos “Caroll Shelby” de exportación) y motor de 289 pulgadas cúbicas, mientras que el segundo con carrocería fastback denominado “Cougar II” fue construido a partir de un Cobra CSX3008 fabricado en 1962 con motor de 260 pulgadas cúbicas. La historia cuenta que Ford Styling envió el auto a DST Industries para que le colocaran el nuevo cuerpo de fibra de vidrio y destruyeran la carrocería roadster original, aunque algunos expertos sostienen que esto último nunca sucedió y que el modelo probablemente haya sido reconstruido fuera de fábrica.

Ford XD Bordinat Cobra
Shelby Cougar II

En 1965 Caroll Shelby empieza a desarrollar el proyecto “Cobra III” pensando en un sucesor para la saga. Para ello contrata a JW Automotive Engineering quienes realizaron un prototipo muy alejado de la propuesta inicial construyendo un deportivo de motor central utilizando la base del GT40 y un motor de 289 pulgadas cúbicas. Finalmente el modelo fue bautizado como Shelby Lone Star, pero sus altos costos lo hicieron inviable y Ford canceló el proyecto con un solo prototipo construido.

Shelby Lone Star

Al otro lado del Atlántico AC le encarga a Pietro FruaVer también – la construcción de un estilizado Gran Turismo utilizando una versión extendida del chasis Cobra 427 que se enviaban a Italia para colocarles la carrocería y luego volvían a Inglaterra para culminar el ensamble en un proceso largo y costoso. El AC Frua contaba con carrocería coupé y cabrio, aunque también se realizaron algunas variantes especiales incluyendo un sedán. La mayoría de las unidades fueron equipadas con el motor Ford FE V8 de 428 pulgadas cubicas y 345HP, aunque algunos recibieron el V8 Windsor de 427 pulgadas cúbicas y 385HP. El modelo recibió muy buena crítica por su comportamiento y por ofrecer prestaciones superiores a sus rivales europeos, a quienes superaba ampliamente en potencia. Sin embargo y a pesar de su gran atractivo en sus 8 años de vida comercial solo se vendieron 81 unidades debido al altísimo costo de fabricación.

AC Frua Cabrio

Volviendo a 1965, en ese mismo año John Willment quien era dueño de un concesionario Ford y de un equipo de carreras en Inglaterra, encuentra abandonado en un depósito de chatarra un Fiat 8V con carrocería Ghia Supersonic diseñada por Giovanni Savonuzzi (que también se montaron sobre chasis Aston Martin y Jaguar).  A su vez Willment contaba con un chasis Cobra CSX3055 con motor 427 y tuvo la genial idea de colocarle la hermosa carrocería italiana, aunque finalmente vendería el coche años después sin terminarlo. Actualmente el Willment Ghia 427 Coupé es uno de los Cobra más exóticos y el único Ghía Supersonic con esa configuración.

Willment Ghia 427 Coupé

En 1966 Ford encargó a AC dos chasis Cobra 427 con distancia entre ejes extendida y luego se los envío a Carrozzeria Ghía en Italia, el styling estuvo a cargo de Giorgetto Giugiaro quien creó un roadster con líneas muy atractivas y sensuales. El modelo, comúnmente llamado Cobra Ghia GT, solo se trató de un ejercicio de diseño para llamar la atención sin vistas a producción.

Ghia Cobra GT

En el año 2004 Chris Theodore, vicepresidente de desarrollo de producto de Ford, logra convencer a Caroll Shelby para realizar un concept car reinterpretando el Cobra. El prototipo utilizaba un chasis de aluminio con caja transaxle y un inédito V10 de 6.4 litros con 615HP que le permitían superar los 400 Km/h en teoría, aunque los dirigentes de Ford no estaban de acuerdo con su construcción y decidieron limitarlo a sólo 100mph (160km/h). El auto fue expuesto en el Salón de Detroit 2004 y en Buenos Aires 2005 para luego ser guardado en el museo de la marca y modificado para que no pudiese ser utilizado. Finalmente el propio Theodore compró el prototipo recientemente en una subasta y devolvió el modelo a sus condiciones normales de funcionamiento.

Ford Shelby Cobra Concept

Como era de suponerse en el año 2005 Ford presenta un nuevo concept, el Shelby GR-1 en homenaje al Cobra Daytona utilizando los mismos componentes del anterior prototipo, otro modelo que corrió con las mismas negativas de los dirigentes de la empresa. Sin embargo, actualmente existe un proyecto de la empresa Superformance que ha obtenido la licencia de Ford para llevar a producción una serie limitada de 200 unidades del GR-1 con homologación para las calles. Será cuestión de tiempo y de cruzar los dedos para que el emprendimiento se concrete.

Ford Shelby GR-1 Concept

Textos: © Fabián Matías Rossi para TargaSport

Fotos: ©Unknown

 

Mostrar ComentariosCerrar Comentarios

4 Comments

Dejar un comentario