Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

AIXAM DE FABRICAR MICROCARS A LANZAR UN SUPER DEPORTIVO TODOTERRENO

AIXAM DE FABRICAR MICROCARS A LANZAR UN SUPER DEPORTIVO TODOTERRENO

Actualmente con el auge de las SUVs estamos acostumbrados a ver vehículos que combinan prestaciones deportivas con desempeño off road, como es el caso de los Porsche Cayenne, Maserati Levante o Lamborghini Urus, pero ninguno de estos coches se atrevió a llegar tan lejos como el Mega Track.

Los franceses de Aixam eran líderes en el mercado de microcoches, pero a principios de los 90s quisieron dar el salto a productos de mayor calidad y para eso crearon una nueva marca: Mega.

El primer modelo fue el Club derivado del Citroen AX, pero posteriormente patearon el tablero con una propuesta inédita e innovadora. El nuevo modelo llevaba el nombre de Track y tenía una evidente inspiración en los prototipos que se usaban en el Dakar en aquella época, como el caso del Peugeot 405 T16 Grand Raid.

Se trataba de un lujoso coupé 2+2 con un imponente despeje al suelo de 20cm y enormes neumáticos de 20 pulgadas que tuvieron que ser construidos a medida para este coche. Para la estética exterior se tomaron prestados elementos de otros autos como los faros auxiliares de Porsche 928 y los traseros de Audi Coupé S2, el atractivo diseño culminaba con un enorme alerón en el remate posterior.

«Podía alcanzar una máxima limitada de 250Km/h y acelerar de 0-100 en 5,4s sobre cualquier tipo de terreno»

El Mega Track era un auténtico “full size” con más de 5 metros de longitud y 2.200kgs de peso, estaba dotado de tracción integral permanente con suspensiones regulables, pudiéndose incrementar el despeje al suelo hasta los 32cm.

Para la mecánica se adoptó un motor V12 de 6 litros con 394CV en posición central posterior y una caja automática ZF de 4 relaciones, ambos provenientes del Mercedes SL600 R129. Con todo eso el Track podía alcanzar una máxima limitada de 250Km/h y acelerar de 0-100 en 5,4s sobre cualquier tipo de terreno.

El modelo terminó siendo un estrepitoso fracaso comercial a raíz de su exorbitante precio y solo se construyeron 5 unidades, de las cuales se cree que 2 fueron conservadas por el propio fabricante.

Posteriormente el Grupo Aixam intentó relanzar la marca Mega comprando lo que quedaba de MonteCarlo Automobiles, lanzando el nuevo Mega MonteCarlo con el que llegaron a participar en las 24 horas de Le Mans, aunque finalmente solo se vendieron 2 unidades de calle de este atractivo modelo.

Aixam logró sobrevivir dedicándose a los microcoches hasta que fue adquirida por Polaris en 2013.

Textos: © Fabián Matías Rossi
Fotos: © Unknown

Show CommentsClose Comments

Leave a comment