Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

EL UNICO PORSCHE QUE NO SE HIZO EN ALEMANIA

EL EXÓTICO “INDIANER PORSCHE”

El Porsche-TERAM Puntero fue el único modelo de la marca de Stuttgart desarrollado y construido fuera de Alemania, más precisamente por la empresa Talleres Especializados en Reparación de Automóviles y Motores (TERAM) con sus instalaciones en la provincia de Buenos Aires en Argentina, quienes eran los representantes oficiales de la marca alemana en la Argentina desde 1953. Pero para entender el origen de este exótico modelo, primero tenemos que remontarnos a la historia del automóvil que se usó de base para su creación; el Justicialista Sport.

Porsche-TERAM Puntero

A principios de la década del ´50, la industria automotriz argentina no estaba muy desarrollada por lo que el Brigadier Juan Ignacio San Martín le propone al presidente Juan Domingo Perón utilizar las instalaciones de IAME (Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado) para la fabricación de automóviles. El plan incluía todo tipo de vehículos, desde el utilitario Rastrojero hasta un deportivo. En concreto, el Justicialista Sport era un coche biplaza con motor delantero y tracción trasera que contaba con una carrocería construida en fibra de vidrio, un material innovador y de alta tecnología para la época, y que junto con el Corvette fueron pioneros en su utilización en el año 1953.

“Porsche cedió la licencia y aportó muchos componentes desde Alemania para la transformación”

Presentación de Justicialista Sport en Salón de New York

Para la mecánica se aprovecharon los motores Porsche de 4 cilindros que habían sido adquiridos por IAME con fines industriales, dichos impulsores tuvieron que ser adaptados para la utilización en automóviles ya que se trataba de unidades estacionarias destinadas a generadores o motobombeadores. Para la versión de altas prestaciones se creó un inédito motor V8 de 3 litros refrigerado por aire con 4 carburadores y 120CV desarrollado por el ingeniero Ambrosio Taravella, quien diseñó un bloque modular que le permitía configuraciones de 2, 4, 6 y 8 cilindros pensado para que pudiese ser utilizado en los diferentes proyectos de IAME. Finalmente solo serían construidas 162 unidades del Justicialista Sport en todas sus variantes ya que en 1955, dos años después de su lanzamiento, Perón fue derrocado y el gobierno de facto quería eliminar todo rastro de peronismo, incluyendo las 144 unidades que quedaron sin terminar.

Justicialista Sport

El remanente de la producción fue adquirido por TERAM S.R.L, quienes estaban muy interesados en el coche Sport equipado con los motores de la marca que representaban y llegaron a un acuerdo con IAME, quienes les autorizaban la comercialización con la condición de que le realizaran un profundo cambio de identidad. Por aquel entonces Porsche tenía serios problemas financieros y sus ventas eran muy pobres, por lo que no dudaron en aceptar la curiosa propuesta de TERAM para convertir el Justicialista en un modelo de su marca.

Así las cosas, Porsche cedió la licencia y aportó muchos componentes desde Alemania para la transformación, que incluían desde la transmisión hasta la suspensión y la dirección. La idea era tratar de emparentarlo con el 356, por lo que se tuvo que modificar y reforzar el chasis para reubicar el motor en la parte trasera. Mientras que el interior contaba con todos los elementos provistos por la firma de Stuttgart.

Porsche 356

Se comercializaron tres versiones, una con el motor de 1.488cc y 55CV heredado del Justicialista, y las otras dos con 1.582cc, ofreciendo una variante de altas prestaciones con mayor compresión, carburadores Zenith NDIX 32 y 102HP que le permitían alcanzar los 170km/h. El visto bueno final del proyecto estuvo a cargo del propio Ferry Porsche, quien lo bautizó con el sobrenombre de “Indianer Porsche” o Porsche Indio.

Sin embargo, los Porsche-TERAM Puntero solo estuvieron a la venta entre 1958 y 1963, momento en el cual se terminó con el lote de 144 unidades, puesto que nunca estuvo previsto continuar con la producción. También fabricaron 3 unidades convertibles con diseño similar al 356 pero con carrocería de fibra de vidrio y techo hard top desmontable.

Actualmente los TERAM son un tesoro buscado por coleccionistas por ser vehículos muy escasos y difíciles de encontrar, debido a que la mayoría de las unidades se encuentran desaparecidas, por suerte los 3 convertibles ya fueron restaurados.

Textos: © Fabián Matías Rossi para TargaSport

Fotos: ©Unknown

 

Mostrar ComentariosCerrar Comentarios

Dejar un comentario