Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

LOTUS SEVEN: DE VENDIDO COMO KIT A SINONIMO DE AUTO SPORT

LOTUS SEVEN: DE VENDIDO COMO KIT A SINONIMO DE AUTO SPORT

Debo confesar que el Lotus Seven no era un auto que me atraía en el pasado, lo veía desproporcionado, y no me transmitía la atracción que un deportivo supone: agresividad, refinamiento y mucha potencia.

Me parecía “hecho a las apuradas” sin el valor que un buen diseñador podría agregar y lo comparaba con las barchetta italianas de la época.

Que cambió para que ese auto de trompa tan larga, con faros delanteros tipo Citroën 2CV y donde el conductor va sobre el eje trasero me gustara? Supongo que mi edad hoy y que finalmente comprendí el mensaje que Colin Chapman quería pasar. Su diseño (hoy atemporal) que arranca a finales de los 50s, en donde el concepto simplify then add lightness se extremó en un auto de calle. – Ver también – 

Publicidad Lotus Seven

El Lotus Seven no es solamente un auto sport, más allá de cualquier comentario prejuicioso que yo u otro pueda hacer, es el creador de un segmento – Ver también – . Verdaderamente es un icono, como el Volkswagen Beetle de los autos populares. – ver también

Su creador, uno de los más fructíferos constructores de vehículos de competición, una mente brillante, que todo lo que hizo en Formula 1 fue exquisito.

La magia del Seven fue volverse un icono con solo 2500 unidades producidas. Creando un impulso que hizo que más de 90 empresas en todo el mundo han fabricado réplicas del producto de Chapman. Y hasta existe la biblia del bricolaje de los SevenBuild your own sport car for a little as £250” de Ron Champion, algo así como “Construye tu propio sport car por apenas 300 dólares”.

Libro de Ron Champion

Pero arranquemos un poco de los orígenes del Seven. Para reemplazar al Lotus Mark VI que era el primer auto de producción de la marca inglesa creado en 1952, Colin lanza su segundo auto “económico” en 1957. Equipado con un motor 1.2 litros de la Ford de esquema de válvulas laterales y escasos 49 HP.

Sucesivamente fueron aparecieron mejoras del original como el Lotus Seven S2 en 1960 y luego en 1961 aparece el nombre de “Super Seven” S2 que inicialmente tenía un motor de Ford Kent de apenas 1.3 litros de 85 HP, existiendo algunas versiones de Cosworth con un aumento de cilindrada a 1.5 litros de 105 HP. – Ver también – 

Evoluciones del Lotus Seven

En 1968 aparece en Lotus Seven S3, que montaba un 1.6 litros. Y Finalmente en 1970 Chapman introduce un nuevo cambio naciendo la S4 con un carenado en fibra de vidrio un poco más cuadrado reemplazando en gran parte a las chapas de aluminio.

Ya es conocido que Colin era un asiduo lector de los reglamentos técnicos de las categorías en las que participaba intentando sacar el máximo partido posible a cada oportunidad –ver también-. En el caso de los impuestos no fue la excepción y aprovechó una disminución de gravámenes entregando el auto en forma de kit desmontado en vez de venderlo armado, esa ventaja duró hasta 1973 donde el gobierno británico terminó con esa reducción impositiva.

Lotus Seven vendido como Kit

En paralelo el equipo Lotus de Formula 1 estaba ganado el ese año su sexto título de constructores con el brasilero Emerson Fittipaldi y el sueco Ronnie Peterson.

Con nuevos impuestos llegando y desafíos técnicos, Colin perdió el interés en el Seven vendiendo los derechos de fabricación al por aquel momento al mayor concesionario de Lotus Seven llamado Caterham Cars en Inglaterra y Steel Brothers Limited en Nueva Zelanda. Caterham Cars hasta la fecha produce su versión del 7 pero eso será otro artículo.

Caterham 7 junto al Caterham F1 de 2011

 

Antes de entregar los derechos a Cateham y a Steel Brothers, la Lotus Components Ltd de manera oficial llega a un acuerdo para producir en Argentina, se fabricaron unos 50 Lotus Seven “orginales” que no fueron replicas. Esa también será otra nota sobre la que entraremos en detalles.

 

Pasando por los aspectos técnicos, el Seven nace de una estructura tubular simple y efectiva revestida por chapa de aluminio al mejor estilo de auto de carreras. El motor colocado en posición delantera comunica la tracción al diferencial tren trasero por un cardan. Es un roadster biplaza muy leve de alrededor de 500 kg.

Lotus Seven publicidades

La suspensión delantera fiel a un auto de formula con brazos A superpuestos y espirales unidos por una barra estabilizadora. Atrás estaba su punto más débil con un eje rígido tomado por dos brazos arrastrados con una masa no suspendida grande que causaba algunos efectos negativos.

Por otro lado, el bajísimo peso, con una excelente repartición entre eje delantero y trasero. Sumado a una estructura rígida y un centro de gravedad optimizado permitían niveles de prestación dinámica de vehículos muy superiores es precio. Si le agregamos las sensaciones de estar sentado sobre la línea del diferencial, lo directo de la dirección y la ausencia de techo lo convierten en el sinónimo de auto sport. El legado de Colin en su más puro estado.

Lotus Seven S1

Finalmente. ¿Cambió mi opinión acerca del Lotus Seven? ¡Si! ¡Absolutamente, ahora soy un fanático!

Textos: © TargaSport

Fotos: © Unknown

 

 

Show CommentsClose Comments

Leave a comment