MUSTANG DTM: EL CABALLO AMERICANO QUE SE INFILTRÓ EN TERRITORIO ALEMÁN

MUSTANG DTM: EL CABALLO AMERICANO QUE SE INFILTRÓ EN TERRITORIO ALEMÁN

Es obvio, pero a veces es necesario recalcar lo diferentes que son las filosofías de los alemanes y los estadounidenses a la hora de fabricar autos y motores. Mientras algunos intentan hacer motores y vehículos compactos recurriendo a las más complejas y avanzadas tecnologías, los otros simplemente recurren a la vieja y confiable escuela, hacer el motor más grande que sea posible sin escatimar en los consumos de combustible; bueno, creo que con esa premisa ya he dejado en claro cuál es cada uno.

1982 Ford Mustang Fox Grupo A

Sin embargo, algo que pocos saben, es que estás filosofías chocaron en varias ocasiones, por ejemplo, Audi participó en la Trans-Am y la IMSA GTO, dónde arrasó. Pero ¿Y los estadounidenses? Bueno… eso es otra historia. – ver también

Alemania vc Ford en DTM

La DTM Deutsche Tourenwagen Masters, la competencia de turismos de Alemania, tiene un largo historial de vehículos extranjeros que se coronaron campeones, marcas como Volvo ver también -, Rover y Alfa Romeo han logrado la máxima hazaña en esta categoría, dejando margen para que otros fabricantes, ya sea por medios oficiales o privados entren para probar suerte; y en la temporada inaugural de la categoría en el año 1984, un Ford Mustang empezó a rondar por la categoría; pero… no tuvo suerte, para llegar a 1993.

Mustang Fox en DTM

Este año, el vehículo fue totalmente modificado en la parte externa principalmente para mejorar el apartado dinámico; defecto que este vehículo dejo en evidencia durante todos esos años.

Trabajo aerodinámico en la silueta

Pero para ser sinceros, seguro a muchos se le viene a la mente la pregunta del millón, ¿Cómo se mantuvo tanto tiempo en esta categoría a pesar de fracasar?

La respuesta es un poco decepcionante, sus costos. Ya que a diferencia de los monstruosos y complejos BMW, Audi, Mercedes-Benz y Alfa Romeo; estos Mustang eran increíblemente sencillos mecánicamente, con elementos como un accionamiento de válvulas por varillas (OHV) y hasta un carburador.

Mas allá de eso, se posicionaba como el vehículo más potente de la parrilla, sacando de un V8 de 4.9 litros de aspiración natural, una desmesurada potencia de 530HP.

V8 4.9 litros

A pesar de lo que se pueda pensar, el vehículo es recordado por muchos por parecer estar fuera de lugar en esta competencia, y su inconfundible y monstruoso sonido, único en el DTM.

Aquí un video de 1993 en el circuito de AVUS cuando aun era usado por DTMver también

Textos: © Tomas Ferraut para TargaSport

Fotos: © Unknown

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.