BUGETTA, EL BUGGY QUE ES UN VERDADERO AUTO SPORT

¿En qué se parece la Bugetta al tan famoso y querido Buggy? Solo en las primeras 3 letras de su nombre.

Si bien cuando la vemos nos recuerda a cualquiera de los Buggys fabricados en el país, tales como el Buggy Burro, Brinco Buggy, salta Dunas, Potro y también al conocido Meyers con mecánica Volkswagen refrigerado por aire. En nada se parecen.

Proyectada por Ugo Garibotti creador de numerosos autos de competición y además referente del automovilismo deportivo argentino.

Ugo Garibotti

La Bugetta fue fabricada por la empresa RAHC S.R.L (Raul Bergamasco, Alfredo Dreich, Hugo Gariboti y Carlos Sanchéz) en la localidad de Quilmes, Buenos Aires.

El proyecto original lo había desarrollado Garibotti en Argentina en el año 1960, en 1964 en un viaje a las 500 millas de Indianápolis, Estados Unidos, Ugo conoce a un seguidor de Roger Penske ver también – , y le comenta acerca del proyecto, este lo invita a su taller, donde deja los planos que el tenía en ese momento. Con la promesa de que se comunicaría en lo inmediato para iniciar la construcción del prototipo, Ugo regresa a Argentina. Años después, y sin recibir noticia alguna del americano, en una revista de ese país, aparece el proyecto que Ugo había dejado en ese taller, llevada a cabo con un motor de Chevrolet Corvair, pero realizada sobre un chasis de caño estructural común y corriente. – ver también

Componentes de la Buguetta Monocasco

Con un poco de bronca, pero sin crear conflicto alguno, sigue dedicándose al desarrollo de autos en el equipo que Ugo había creado, con el Avante, para la categoría Sport Prototipo. Luego de un tiempo deja de participar en esa categoría y le ofrecen asociarse para fabricar un auto, Ugo hace notar su descontento con el proyecto que le ofrecen, y muestra el proyecto que algunos años antes había presentado en Estados Unidos, así nace este vehículo que fue desarrollado y fabricado en tan solo 5 meses.

Avante Tornado SP

Sobresalía su chasis monocasco, muy avanzado para la época en nuestro país, más propio de un auto de competición, lo cual le aportaba condiciones de seguridad muy superiores al resto, como también más rigidez que un chasis de caño reticulado o estructural, con muchísimo menos peso, inspirado en la tecnología aeronáutica.

El monocasco

También una parada más agresiva sobre el asfalto, con ruedas traseras con mayor pisada que las delanteras y diferente trocha, rasgo netamente de un auto de competición.

Atrás, mas trocha y ruedas mas grandes

Ofrecía elementos de confort como techo duro, calefacción, alfombras, llantas de aleación de diseño exclusivo y un completo tablero de instrumentos.

Con el techo duro y puertas “alas de gaviota”

Existieron 3 series con un total aproximado de 400 unidades construidas:

  • Serie A entre 1973 y 1979 (en 1975 Ugo abandona la firma, pero antes de dejarla, rediseña el parabrisa por uno mas bajo)
  • Serie B entre 1980 y 1982 (donde pasa a llamarse Buguetta, con U entre la G y la E, les agregan relieve a las letras en la trompa y cola y cambian de lugar la batería, para darle más lugar al pozo de aire y tenga mejor refrigeración el radiador)
  • Serie AB entre 1982 y 1984.

Solo los modelos de la Serie A fueron equipados con mecánica Renault Dauphine o Gordini. Las posteriores recibían mecánica 1100 tanto Renault como Fiat (solo 1 fue fabricada oficialmente por RAHC con este motor, Fiat 128).

Con el motor Renault

La Bugetta también fue un vehículo revolucionario en lo que a competición se refiere, participando en categorías zonales que después dio paso a la tan conocida e importante categoría, que fue la Sport prototipo 1050.

En competición

“pasado”

En síntesis, la Bugetta es un Sport Prototipo, vestido de Buggy, que para nosotros es un verdadero Original Racer.

Posando en Auto Clásica 2013

Textos: © Gonzalo Baroni @the.original.racers para TargaSport

Fuente: Orlando Gambetta, y a Maximiliano Nesis

Fotos: © Unknown

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.