Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

AYRTON SENNA, UNA HISTORIA DE SACRIFICO Y DETERMINACIÓN

AYRTON SENNA, UNA HISTORIA DE SACRIFICO Y DETERMINACIÓN

Se cumple un nuevo aniversario de la desaparición física del quien fuese uno de los mejores automovilistas más grandes de todos los tiempos, uno de los deportistas más famosos de su generación. En este artículo vamos a recordarlo a través de las anécdotas de las personas que estuvieron a su alrededor.

Un niño llamado Ayrton da Silva

La pasión por la velocidad empezó a la edad de 4 años con un pequeño karting que le construyó su padre y desde el primer momento demostró grandes cualidades. A los 8 años se presentó en su primera carrera de karts, en aquella oportunidad la carrera se largaba por sorteo sacando unos papelitos con números de adentro de un casco. Por ser el más pequeño lo dejaron sacar primero y extrajo el #1, así que desde su primera carrera ya estaba largando en pole position.

Ayrton y su kart

Ayrton Da Silva, también conocido como “Beco” en su entorno más íntimo, conquistó el campeonato paulista de karting en 1973 y el campeonato sudamericano en 1977. En aquella época Ayrton era uno de los pocos pilotos que contaba con el apoyo del gobierno de su país y sponsors importantes como Coca-Cola, puesto que su familia ya había dejado de ofrecerle apoyo económico temiendo por su seguridad. El piloto se mostraba muy profesional frente a sus rivales, desde la forma en la que preparaba la mezcla de combustible y aceite buscando hacer el mejor tiempo en clasificación, o la manera en la que calentaba los neumáticos. Además, había desarrollado la habilidad de corregir la carburación mientras conducía tapando la entrada de aire con la mano.

La marca de gaseosas entre los sponsor

Ayrton era descripto por sus colegas como un joven tímido e introvertido al que en un principio le costaba entrar en confianza, pero luego no tenía otro tema de conversación que no fuesen las carreras. En competición ya mostraba su carácter competitivo y agresivo, en el Sudamericano de 1980 dio un discurso en la entrega de premios, donde se  quejaba de una exclusión por un toque en uno de los dos campeonatos en juego a pesar de haber vencido en el restante, recordaba Henry Martin, piloto que posteriormente sería campeón argentino de automovilismo.

Por intermedio de la fábrica de motores DAP de Italia, Ayrton fue a competir en el campeonato mundial de karting compartiendo equipo con el británico Terry Fullerton a quien años después describiría como su rival más difícil. Senna nunca olvidó su etapa como “kartista” y siempre se alegraba al recibir noticias de sus excompañeros.

Formula Ford 1600

En 1981 con el poco dinero conseguido, decide dar el salto al campeonato británico de la Formula Ford 1600, aunque siguió participando en el mundial de karting hasta 1982 buscando un título que nunca llegó. En esa época “Beco” se casó con su amiga de la infancia Lilian Souza y se fueron a vivir juntos a Norwich. El dinero no abundaba y su exesposa contó que algunas veces dudaban de comprar shampoo por temor a quedarse sin presupuesto para comer.

Ayrton Senna y Liliane celebrando una victoria de 1981

Al final de la temporada y a pesar de consagrarse campeón se quedaron sin dinero y retornaron a Brasil en parte porque pensaban que Lilian estaba embarazada. Ayrton trabajó unos meses en el negocio de materiales de construcción de su padre, Milton Da Silva, hasta que no aguantó más y volvió a Inglaterra sin su esposa (con quien se divorciaría al año siguiente) para competir en Formula Ford 2000 en el equipo Rushen Green Racing.

Formula Ford 2000

Ese año fue cuando Senna adoptó definitivamente el apellido materno por la dificultad que tenían los británicos por pronunciar el apellido Da Silva. Ayrton era muy competitivo dentro y fuera de la pista, en una entrevista el piloto argentino Victor Rosso contó que en una ocasión organizaron un partido de fútbol entre los pilotos británicos frente a los pilotos extranjeros. Rosso no tenía buen manejo del balón y Senna se enojó mucho con él por jugar mal. Al ídolo brasileño le gustaba tener todo bajo control y no dejaba nada al azar, leía atentamente todos los manuales de los electrodomésticos, los prospectos de los medicamentos y las etiquetas de los productos del supermercado.

Un muy joven Victor Rosso junto a Ayrton

En esa temporada consigue los campeonatos británico y europeo de FF2000, para dar el salto a la F3 británica en 1983. Fue en esta categoría donde Ayrton tuvo una gran rivalidad con Martin Brundle con polémicas incluidas como el choque entre ambos en Oulton Park cuando el brasileño intentó un sobrepaso imposible.

Formula 3

Finalmente, Senna se llevaría el título venciendo en 12 de las 20 carreras. Durante esa temporada hizo sus primeras pruebas en coches de F1, primero con Williams marcando muy buenos tiempos, aunque el equipo no contaba con ninguna butaca disponible, posteriormente McLaren organizó una prueba convocando al brasileño junto con Martin Brundle y el velocísimo Stefan Bellof, que según la leyenda tuvo que utilizar un motor de repuesto menos potente que el de sus compañeros y aun así habría conseguido igualar los tiempos de Ayrton con el mejor motor. Posteriormente, los tres encontrarían lugar en la F1 en la temporada 1984.

Test en McLaren

Meses más tarde se organizó una carrera con coches Mercedes Benz 190E Evo para conmemorar la reinauguración de Nurburgring, curiosamente fue Alain Prost el encargado de recibir a la joven promesa brasileña y ambos viajaron juntos en el coche del francés. Según relató el propio Prost durante el viaje se hicieron amigos, pero la relación cambió drásticamente cuando en el autódromo el profesor le arrebató la pole position al debutante, a consecuencia de eso el brasileño dejó de dirigirle la palabra y en la largada ambos pilotos fueron al roce en la primera curva. El francés terminó en el pasto y Senna obtuvo su primera gran victoria frente a pilotos consagrados.

En Nurburgring de igual a igual con los mejores del momento

Cuatro años después ambos pilotos formarían la dupla más exitosa de toda la historia, aunque tuvieron una situación polémica en Estoril 1988. Sin embargo, la guerra se desató a partir del Gran Premio de Imola del año siguiente cuando, según palabras de Prost, Ayrton se acercó antes de la largada para decirle que la curva Tosa era muy peligrosa y lo mejor era respetar al que llegara adelante en ese sector, así las cosas, el francés levantó para dejar entrar al brasileño pero luego un accidente provocó un reinicio con el piloto galo marchando en primera posición pero al llegar a Tosa, Senna lo sorprendió arrebatándole la punta. Cuando Prost se bajó del auto fue a reclamarle al piloto brasileño, pero éste le respondió que la segunda largada no formaba parte del acuerdo, desatando la furia de su compañero.

Imola1988

El exjefe de McLaren, Joe Ramirez contó muchos detalles sobre la relación interna de ambos pilotos dentro del equipo. Alain Prost era un obsesivo de la puesta a punto y cuando conseguía tener el auto como él quería era imbatible. En una ocasión el francés marcó la pole en pocos giros y se bajó del auto. Cuando el equipo se sorprendió por la decisión el profesor le respondió “esa vuelta fue perfecta, si Ayrton consigue mejorar mi tiempo lo felicito” y en los minutos restantes se dedicó a ver como Senna se equivocaba intentando superarlo, la guerra psicológica había comenzado. En el lado opuesto el piloto brasileño no era excesivamente brillante eligiendo los reglajes del coche y costaba convencerlo en hacer cambios en el set-up. Varias veces pedía la misma puesta a punto de su compañero, sin embargo, en pocas vueltas conseguía adaptar su estilo de conducción a un manejo muy diferente al suyo y la mayoría de las veces conseguía rebajar el tiempo del francés.

Suzuka 1989

Cuando la relación entre ambos pilotos se empezó a poner difícil optaron por reunirlos a los dos juntos con sus respectivos ingenieros para que eligieran los motores delante del otro y así evitar las sospechas. Después de la famosa definición en Suzuka 1989 la polémica continuó en el aeropuerto donde Joe Ramirez criticó a Prost por una maniobra innecesaria porque suponía que el francés hubiese ganado de todos modos, además su auto tampoco había sufrido daños en el choque y de haber continuado se habrían evitado todas las conjeturas posteriores.

A fines de 1992 Honda anunció el final de su programa de F1 y McLaren consiguió los motores Ford que no obstante estaban una evolución por detrás de los Benetton por un contrato previo. Senna no estaba conforme con la poca potencia del impulsor y firmó un contrato carrera a carrera puesto que había intentado unirse a Williams ofreciendo correr la temporada completa gratis pero no pudo obtener la butaca por la famosa cláusula incluida por Prost en el contrato (que a su vez tampoco había podido unirse a Williams en la temporada anterior por una cláusula similar en el contrato de Mansell). Sobre el final de temporada por insistencia de Ayrton se organizaron unos test con los motores Lamborghini con los que consiguieron mejorar 1 segundo en el circuito de Estoril. Según contaron las propias voces de McLaren cuando las pruebas se hicieron el equipo ya tenía contrato firmado con Peugeot porque no pensaron que Lamborghini tendría listo el motor. Decisión que hizo enfurecer al piloto paulista que pretendía utilizar los motores italianos en las últimas carreras y precipitó su salida del team.

Bajo el agua con el McLaren Ford

Cuando Alain Prost se acercó a Senna en el paddock para contarle de su retiro, el brasileño simplemente lo miró y lo ignoró. Pero posteriormente en Adelaida el piloto paulista estaba de buen humor por la victoria y bromeó con el francés camino al podio, “así era Ayrton” recordaba Prost.

Después de firmar contrato con Williams y al enterarse que su excolega estaba participando de los test de los McLaren-Peugeot, Senna lo llamaba todos los días para conocer los detalles y le pedía que estuviese a cargo de la asociación de pilotos, “Ya no era el mismo Ayrton que peleaba conmigo pista” señalaba el piloto francés.  Ambos se volverían a encontrar en el fatídico Gran Premio de Imola 1994, en la prueba de tanque llenos Senna llevaba una cámara de la televisión italiana haciendo aquel famoso saludo a su amigo Alain Prost diciendo que lo extrañaba mucho, posteriormente ambos ases desayunaron juntos en el motorhome del brasileño y charlaron sobre la seguridad de las competencias.

La imborrable imagen onboard antes de Tamburello

Llegaría aquella triste carrera en el mediodía del domingo, nunca se va a saber lo que realmente sucedió y todavía se discute si Ecclestone ocultó el deceso del ídolo brasileño para que el show continuara. Había muerto el hombre y nacido la leyenda.

Textos: © Fabián Matías Rossi para TargaSport

Fotos: ©Unknown

Show CommentsClose Comments

Leave a comment