Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

LAS FASCINANTES TRANSFORMACIONES DE LOS DACIA

LAS FASCINANTES TRANSFORMACIONES DE LOS DACIA

El Renault 12 es uno de los vehículos más exitosos de la historia de marca del rombo y dejó su huella en muchos países, especialmente en Rumania donde se fabricó bajo licencia durante 37 años. En la Argentina por ejemplo en 1992, el modelo rumano por medio de un importador, fue presentado con agresivas campañas de marketing con el lema “usted ya lo conoce” contactando por correspondencia a los usuarios de Renault 12. Lo que probablemente haya ignorado el importador era que los Dacia no eran iguales a los R12 argentinos y los primeros en descubrirlo fueron los mecánicos quienes sufrieron con la poca calidad de las autopartes y la inexistencia de algunos repuestos. Cualquier reparación simple se podía convertir en un auténtico dolor de cabeza requiriendo trabajos adicionales de tornería y modificaciones para que fuese posible instalar repuestos de Renault habiendo muchísimas anécdotas sobre el tema. Los vehículos rumanos llegaron al país acompañados por sus hermanos de Aro y Oltcit puesto que todas eran automotrices estatales en aquel país y posteriormente también se ofrecieron otras carrocerías, como las Dacia pickup y el más moderno sedán Nova/Super Nova. Sin embargo y a pesar de los malos recuerdos la marca rumana tiene una historia que merece ser conocida.

Uzina de Autoturisme Pitesti

En el año 1966, en la Rumania comunista, se funda la Uzina de Autoturisme Pitesti que cambiaría su nombre al año siguiente por Dacia (cuya pronunciación correcta en castellano es “Dachia“) en honor a la región donde se constituyó el país. La fábrica se terminó en 1968 y se llegó a un acuerdo para fabricar el Renault 8 que se comercializó como Dacia 1100. Seguidamente los rumanos lograron conseguir la licencia para fabricar el Renault 12, un modelo que aún estaba en su fase de desarrollo. Curiosamente el Dacia 1300 (como lo denominaron en Rumania) se presentó en sociedad dos meses antes que propio modelo francés y se exhibieron al mismo tiempo en el Salón de París de 1969. Durante la década del ´70 la fábrica argentina de Santa Isabel proveyó de autopartes a los Dacia, sin embargo, las cosas cambiaron drásticamente en 1978. Cuando parecía estar todo listo para adquirir la licencia del nuevo Renault 18 el contrato con los franceses caducó inesperadamente. Con una economía cerrada y escasos recursos, la calidad de los productos rumanos decayó drásticamente pero aun así se las ingeniaron para diferenciarse de los franceses aplicando cambios estéticos con la nueva denominación 1310/1410 y realizando sucesivas variantes de carrocería.

Dacia 1300

La primera transformación importante llegó en 1979 cuando se construyeron 2 unidades del Dacia Diplomat con 6 puertas, 8 plazas y sin techo destinado a eventos protocolares. En 1980 aparece el Dacia Brasovia un concept con carrocería coupé bastante atractiva tomando rasgos estéticos del Renault 17 que anticipó al posterior Dacia 1310/1410 Sport. Para el modelo de producción se acortó el entre ejes en 20cm, se bajó la altura del techo y se extendieron el largo de las puertas, como detalle curioso la luneta era en realidad otro parabrisas colocado con mayor inclinación. Mecánicamente no tenía diferencias ofreciendo los conocidos motores Ventoux/Sierra de origen Renault con carburador de una sola boca.

Diplamat / Brasovia / 1310-1410 Sport

Otra curiosidad presentada en ese año fue el Dacia 1310 M Hibrid que funcionaba con un 30% de nafta y un 70% de metanol (un combustible muy barato en aquella Rumania) teniendo un tanque independiente para cada carburante. En 1981 se lanza el Dacia 1310 TS que contrariamente a lo que se podría llegar a pensar no tenía ningún cambio mecánico y se trataba de una versión más equipada destinada a exportación con detalles de lujo como el techo vinílico, inserciones de madera y tapizado de cuero. Los medios especializados aseguran que el dictador Nicolae Ceausescu tenía un 1310 TS equipado con mecánica 1,6 litro de R12 Gordini mejorada por los ingenieros franceses hasta los 150CV, aunque cuesta imaginar cómo sería el ralentí y el comportamiento a bajas rpm con dichas especificaciones, a lo que también habría que agregar la dureza necesaria en los resortes, amortiguadores y barras estabilizadoras para soportar un nivel de potencia muy superior a los 54CV de serie en una versión con tantas pretensiones de lujo y confort.

Dacia 1310 TS

Durante los ´80s se fue ampliando la oferta de pickups, discontinuando la primitiva pickup Dacia 1302 nacida en los 70s para ir incorporando diferentes opciones con caja larga y caja corta tanto en cabina simple como cabina doble, es necesario aclarar que todos estos modelos fueron modificados para ofrecer tracción trasera. Un detalle llamativo fue la pickup doble cabina con caja cerrada de la cual se hicieron 2 variantes, 1306 de la que se construyeron solo 10 ejemplares y 1309 que era básicamente una carrocería Break con el techo cortado. También hubo una versión furgoneta conocida como Dacia 1308 Jumbo.

Utilitarios 1302 / 1308 / 1309

Otra curiosidad fue el pequeño Dacia 1000 con carrocería hatchback de 3 puertas equipado con motor de 3 cilindros, 967cc y 40CV (básicamente el motor Ventoux/Sierra de 1.289cc con un cilindro “amputado”) del que solo se construyeron 12 ejemplares y se usaron para logística interna de la fábrica.

Dacia 1000

También lanzaron al mercado una carrocería Liftback 1320/1325 con una estética inspirada en el Renault 20 (que también se fabricó en kits CKD como Dacia 2000 para uso diplomático) y se hicieron 12 unidades de la sorprendente Maxi Break con carrocería extendida al estilo “limousine” de la cuales algunas fueron usadas como ambulancia.

Dacia 1320-1325 / Maxi Break
Dacia 2000

La creatividad no tenía fin y también hicieron 14 unidades del Dacia Deceneu o Aro 12 combinando el chasis de un Aro 10 4×4 con una carrocería Dacia Break. El Aro 10 (también conocido como Dacia Duster en el mercado británico) era un pequeño todo terreno con tracción trasera o 4×4 tomando la mecánica del 1310, del cual también usaba parte del interior y tomaba la arquitectura del tren delantero modificada con portamazas más robustos y un sistema de dirección con sector y sinfín. También circulan por internet fotos de un supuesto Dacia 6×6 construido con un chasis ARO 240 y motor diésel, pero esa información es falsa porque se trata de un vehículo modificado por su propietario utilizando la mecánica original ubicada en la parte posterior con tracción en un solo eje. También tenemos que mencionar que se construyó un prototipo de Oltcit (Citroen Axel bajo licencia) con plataforma y mecánica Dacia 1310.

Dacia Deceneu o Aro 12

Si algo le faltaba a la marca era crear un deportivo con motor central y eso fue lo que hicieron con el Dacia Sport MD87 creado para competir en rally. El proyecto comenzó en 1986 tomando de base una carrocería coupé 1410 Sport sin terminar y se trató de utilizar la mayor cantidad de piezas existentes por la falta de recursos para desarrollos. Se decidió colocar otro subchasis delantero en la parte trasera junto con el motor, caja y suspensión, mientras que el entre ejes se fijó en los 2.400mm. La rueda de repuesto y el tanque de combustible se ubicaron en la parte delantera para mejor reparto de masas. Por el lado de la mecánica no había cambios, utilizando el mismo motor de 1.397cc con carburador de una sola boca y 62CV.

Dacia MD87

El auto fue construido artesanalmente por un equipo de 5 personas integrado por dos chapistas, un mecánico y un electricista dirigidos por el ingeniero Nicolae Cosmescu que eligió el nombre del proyecto con las iniciales de su esposa Monica y su hijo Dragos sumado al año de presentación del coche.

Vista superior Dacia MD87

En 1988 el auto fue modificado con un nuevo capot trasero en fibra de vidrio con un enorme alerón, conocido como Evo 2.

Dacia MD87 Evo2

En 1991 llegaría la segunda modificación denominada MD87 Evo 3, en este caso se rediseñó toda la parte frontal para hacerla más aerodinámica y atractiva con faros escamoteables accionados por motores de limpiaparabrisas, mientras que en la parte trasera el aparatoso alerón fue reemplazado por uno más discreto. La mecánica permanecía sin cambios.

Dacia MD87 Evo3

A principios de los 90s y en un intento de lanzar un producto nuevo para enfrentarse a los coches importados apareció el Dacia Extase (éxtasis, en rumano) utilizando la mecánica y la plataforma del 1410. Las 7 unidades construidas fueron armadas de manera bastante precaria con un rejunte de partes de coches otras marcas y se cree que todas fueron distintas entre sí. Solo hay registro fotográfico de 3 ejemplares, uno de los cuales contaba con la plancha interior de un Ford Fiesta mk2.

Dacia Extase

En 1994 llegaría el Dacia Nova el segundo modelo de diseño propio de la historia de la marca (el primero fue el nefasto Dacia 500 en 1988) con una silueta con algún parecido estético con el Peugeot 309, esta vez se utilizó una plataforma más moderna de Renault 9/11 con mecánica 1310 transversal y suspensión MacPherson, aunque Dacia utilizó un eje trasero semi-independiente con puente torsional y resortes helicoidales en reemplazo del esquema con barras de torsión y rodamientos Torrington montado en los coches franceses.

Dacia Super Nova

Cuando Renault adquirió la empresa en 1999 se hizo un restyling del Nova (llamado Dacia Super Nova) adoptando motores Energy 1.4 más modernos con árbol de levas a la cabeza, al que luego le siguió otro restyling con nombre Solenza que agregó la motorización diésel 1.9 F8Q y mayor cantidad de componentes franceses siendo el modelo que sentó las bases para la primera generación del Logan desarrollado en la marca del rombo.

Dacia Solenza

Los 1310/1410 continuaron en producción cambiando sus nombres a Berlina y Break modernizándolos estéticamente e incorporando inyección monopunto aunque curiosamente no les agregaron electro ventilador. La comercialización finalizó en 2006 con casi 2 millones de unidades ensambladas, una cifra bastante cercana a las 2,5 millones de unidades construidas del propio Renault 12.

 

Textos: © Fabián Matías Rossi para TargaSport

Fotos: ©Unknown

 

Show CommentsClose Comments

Leave a comment