EL OLVIDADO LAMBORGHINI ISLERO

EL OLVIDADO LAMBORGHINI ISLERO

Fin de los 60s y Lamborghini pone en el salón de Ginebra de 1966 un deportivo que rápidamente eclipsó a la crítica, el Miura P400, un toro purasangre que prioriza la agresividad y reduce el espacio interior a solo 2 asientos. Diseñado por el genio de Marcello Gandini durante su estadía en Bertone. – ver también

1966 Lamborghini Miura P400

Ferruccio aprovechando el gran momento de su compañía, adelanta, tal vez sin necesidad, el reemplazo del Lamborghini 400 GT (Grand Tourer) diseñado por Carrozzeria Touring. La idea era volver a estar presente con una coupe 2+2 (4 asientos).

Lamborghini 400 GT

Carrozzeria Touring Superleggera luego de un profundo rojo financiero cae en desgracia en esa epoca, y entonces un ex Touring, Mario Marazzi, es elegido para el nuevo modelo con su flamante empresa Carrozzeria Marazzi.

Es así como en 1968, eligiendo nuevamente el Salón de Ginebra, presentan el Islero, el nuevo GT 2+2 de a casa de Sant’Agata Bolognese. El nombre al igual que el Miura, surge del mundo de los toros, en este caso el de uno de casi 500kg de peso que se hizo famoso al dar muerte un leyendario torero, Manuel Rodríguez “Manolete”.

1968 Lamborghini Islero

Interior del Islero

Un Islero es una pasada en limpio del 400 GT del que se fabricaron 247 autos. Un poco más amplio y luminoso en su interior, con un trabajo acústico con foto en los clientes que buscaban lujo y altas prestaciones dinámicas. Para lograrlo usan el motor V12 de Bizzarrini que con sus 4 litros entregaba 325 CV, el conjunto de 1250 kg tardaba 6,4 segundo para ir “de cero a cien” y que permitía llegar hasta 250 km/h.

V12 4.0 de 325 CV

El Lamborghini Islero no defraudaba en verdad, era distinguido y dinámico. Materiales lujosos, líneas cuidadas y buenas terminaciones. Pero, no lo cautivante de debe ser un deportivo para captar las sedientas billeteras de los millonarios de la época, el resultado, 125 autos vendidos (la mitad que su antecesor, el 400 GT).

Líneas elegantes en el Islero

Don Ferruccio, no muy contento con eso, no da el brazo a torcer, decide ir a una nueva versión del Islero en 1969 creando la “S”. Exprimiendo un poco más al 4 litros, llegan a 350 CV. La carrocería recibe una breve actualización, con medicaciones del paragolpes, una toma de aire del capot, guardabarros ligeramente ensanchados, nuevas luces intermitentes, y una sección fija en las ventanillas de las puertas, en el interior nuevo tablero y comandos. Para acompañar la nueva potencia se agrandan los frenos, y suspensión trasera es modificada.

1969 Lamborghini Islero S

Interior del Islero S

Con toda esta “carne en el asador” y hasta un paso por el cine en la película The Man Who Haunted Himself con el taquillero actor Roger Moore tampoco llegan más clientes, se venden solo 100 unidades del Islero S hasta 1970 donde le deja el paso al Lamborghini Jarama.

Lamborghini Islero en su paso por el cine

Escamoteables abiertos en un toma nocturna

Después de 5 años del último producido, y no habiendo sido pensado para competir, un equipo particular francés decide aventurarse en las 24 horas de Le Mans con Paul Rilly and Roger Levève al volante de un Islero en la clase GTX. Modificaron los frenos, sistema de escape, instalaron una jaula de seguridad, un tanque de combustible más grande, cinturones de 5 puntos, y la clásica luz para permitir ver durante la noche el número de competidor, #34 en este caso. El resultado no fue bueno, el auto era lento y finalmente no fue de la partida de la tradicional competencia gala. – ver también

Lamborghini Islero en Le Mans 1975

La suerte no acompaño al Islero en Le Mans

Textos: © Ing. Darío Bakus para TargaSport

Fotos: © Unknown, salvo la indicada con marca de agua

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.